lunes, 2 de junio de 2014

Modelado paso a paso de Mi Tarta Gemela: pajarita

Hay días en los que sentada en mi estudio, modelando, me siento un poco sola y melancólica, así que he decidido ponerle remedio y buscarme una mascota. Puesto que, pese a que a mí me encantan, mi marido no es un gran amante de los animales, no he tenido más opción que hacerme uno a medida. Mi pajarita no es muy habladora pero es la mar de limpia y graciosa, ¡y me hace mucha compañía! Si vosotros también os decidís a poner una mascota en vuestra vida no tenéis más que seguir este paso a paso. ¡Espero que os guste! 

UTENSILIOS
Pack de estecas mini PME
Pinceles de silicona de diferentes tamaños 
Minibolillos metálicos
Bisturí
Pegamento comestible
Pasta de goma o en su defecto fondant con CMC
Manteca vegetal
Rodillo pequeño
Minicortante corazón
Cortante margarita
Juego 24 minicortantes metálicos
Palitos de brocheta

COLORANTES EN PASTA SUGARFLAIR
Azul hielo, burgundy, apricot-albaricoque, caramelo-ivory, extra negro

COLORANTES EN POLVO
Genciana Squires Kitchen y Cherry Pie Rainbow Dust

PINTURA COMESTIBLE
Pintura negra Squires Kitchen

Comenzamos modelando el cuerpo de nuestra pajarita. Teñimos 120 gr de pasta de goma y la amasamos. Cuando hemos alcanzado la consistencia deseada tomamos una bola de corcho de 3,5 cm de diámetro, la cubrimos de agua con la ayuda de un pincel y la envolvemos con la pasta de goma teñida intentando concentrar todas las arrugas en un punto. 


Le damos forma de pera y en la parte trasera sacamos la cola. 



Vamos a sacar las facciones de la cara. Para ello empezamos marcando la cuenca de los ojos con un bolillo. Señalamos y hundimos ligeramente la zona sobre la que colocaremos el pico y a continuación arrastramos la pasta en el sentido requerido para que el buche y los mofletes adquieran volumen. Marcamos también las ojeras. 


Teñimos una bola de pasta de goma con colorante albaricoque. La modelamos, dándole forma triangular, hasta obtener el pico. Con el pincel de silicona marcamos lo que sería la comisura en los extremos. Pegamos y clavamos el pico en su posición y con la punta del pincel abrimos los orificios nasales. 


Hacemos dos bolas de pasta de goma blanca de diferente tamaño y las pegamos en el lugar correspondiente a los ojos. Para hacer el iris teñimos una pequeña porción de pasta con colorante de color caramelo y la extendemos en una fina lámina con el rodillo. Con una boquilla del nº 3 y una del nº 2 cortamos los dos iris y los pegamos sobre los ojos. A continuación mojamos la punta de un palillo en pintura comestible negra y la aplicamos sobre el iris. Así conseguimos nuestra pupila. 


El lazo de nuestra pajarita es muy rápido de preparar. Teñimos una pequeña cantidad de pasta de goma con colorante burgundy y la extendemos con el rodillo. La lámina debe tener cierto grosor para que nuestro lazo sea voluminoso. Con el minicontante extraemos dos corazones y con un minibolillo les hacemos una pequeña muesca cerca de la parte puntiaguda. Pegamos ambos corazones enfrentados sobre la cabeza de la pajarita y los unimos con una pequeña bola de pasta que será el nudo de nuestro lazo. 


Para formar las patitas de nuestra pajarita formamos un cilindro de pasta azul y cortamos uno de los extremos con el bisturí a 45º. Introducimos una brocheta de madera haciéndola rotar y, una vez dentro, le damos forma a la pata estrechándola. Tras esto, modelamos la pezuña trasera y hacemos dos cortes en la parte frontal del pie para definir los dedos. Clavamos la brocheta al cuerpo. Hacemos unas pequeñas bolitas de pasta negra que pegamos en cada pie para crear las uñas. 


Hacer las alas es muy sencillo. Estiramos una lámina de pasta de goma azul y cortamos con un cortante grande de margarita. El ala va a estar compuesta únicamente por tres de los pétalos de la margarita por lo que seleccionamos los que más nos gusten. Con un cortante circular marcamos el borde superior del ala y con un bisturí cortamos y las pegamos en los laterales del cuerpo.


Sobre nuestras alas vamos a colocar tres plumitas. Las cortamos utilizando un minicortante con forma de lágrima y las pegamos tal y como se muestra en la imagen. 


El proceso para crear el plumaje en la cola es el mismo que el que hemos seguido en las alas, con la diferencia de que en este caso el cortante utilizado es de mayor tamaño. 


Nuestra pajarita ya está casi lista. Únicamente nos falta sombrear algunas zonas para darles profundidad.

Sobre una servilleta de papel vertemos una pequeña cantidad de colorante en polvo genciana (azulón), el cual rebajamos mezclándolo con harina de maíz. De este modo aplicamos el color poco a poco sobre nuestra figura, oscureciéndolo gradualmente y sin correr el riesgo de que éste sea demasiado fuerte. Empleamos para ello un pincel del nº 6. Las zonas sobre las que damos color son: bajo el buche, bajo los mofletes, en las ojeras, en los dedos y en el plumaje. 


Por último, aplicamos una capa de colorete sobre los mofletes. Procedemos del mismo modo que en el caso anterior, aunque en este caso utilizamos un colorante en polvo de color rojo o rosa rebajado con harina de maíz.

Y listo, nuestra pajarita está acabada. Ahora sólo tenéis que buscarle un bonito lugar en casa desde el cual haceros compañía. Yo le he preparado una ramita que he modelado con RKT (rice krispies treat) y fondant pero tenéis muchas opciones, como por ejemplo un pequeño nido con algún huevo. 



2 comentarios:

  1. No sé qué me ha gustado más si lo preciso del paso a paso o esa carita con tanta personalidad que le has dado jajajajajaja. Me ha encantado.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario...